¿Qué es la alienación cultural?

Alienación social

Los adultos mayores se enfrentan a numerosos cambios físicos, sociales y psicológicos en su día a día. Además, se ven inundados por una cultura orientada a la juventud que promueve ideas novedosas y desafíos para nuestra sociedad. En este artículo, examinamos una cuestión importante relacionada con la relación entre los cambios culturales y las personas mayores, combinando los conocimientos de los estudios fenomenológicos sobre la alienación cultural con los hallazgos psicológicos sobre los aspectos de las creencias y actitudes del individuo que envejece. Basándonos en datos recogidos en Bulgaria (N = 39), encontramos altos niveles de alienación cultural en individuos que llegan a la vejez. Además, los análisis comparativos entre grupos de género revelaron que tanto los hombres como las mujeres son similares en el grado de reticencia a aceptar y comprender las nuevas formas culturales. Los resultados se analizan en el contexto de la obra de Jean Améry (1968) “On Ageing: Revuelta y resignación” y el ensayo de Simone de Beauvoir (1970) “La mayoría de edad” para comprender mejor la percepción cultural en la persona mayor. La coherencia de estas conclusiones invita a seguir examinando las actitudes culturales de las distintas culturas.

Apropiación cultural

Método Rodgeriano de análisis de conceptos FUENTE DE DATOS: Se buscó literatura en las bases de datos CINAHL, PubMed, PsycINFO, JSTOR, Scopus, LGBT Life y Oxford Bibliographic. Los criterios de inclusión fueron texto completo, revisión por pares, idioma inglés y publicación en los últimos 5 años.

Se incluyeron 15 estudios. Los antecedentes incluían: identificación con una minoría racial, étnica o sexual, discapacidad, enfermedad crónica y amenaza a la forma de vida. Los atributos fueron: tradicional, diferente, negociador, preservador y sustentador. Las consecuencias fueron la privación sociocultural, la resistencia, el recelo, la desconfianza, la pérdida de identidad y el racismo.

Lee más  ¿Qué es la clase politica según Gaetano Mosca?

Las enfermeras, los proveedores de atención sanitaria y las comunidades pueden apoyar e involucrar mejor a sus clientes trabajando juntos para crear un entorno inclusivo, en el que exista un espacio seguro para trabajar, jugar y sanar. Los resultados ponen de relieve la necesidad de examinar las propias suposiciones, indagar sobre las necesidades de atención cultural del cliente, adaptar la comunicación al nivel del cliente, reconocer las fortalezas individuales, proporcionar apoyo empático y promover la autonomía.

Alienación cultural en el homónimo

A pesar de la paulatina alienación cultural durante la Alta y la Baja Edad Media, las interrelaciones sociales y culturales siguieron presentes a través de la preeminencia de la lengua latina y del clero y la nobleza francos.

También se propone que la adopción se oriente más hacia el interior (orientación doméstica) considerando cuidadosamente la necesidad de proteger al niño del riesgo potencial de alienación y abusos socioculturales en el extranjero

Gracias a la labor de este Departamento, muchos conflictos inter e intraétnicos se han resuelto satisfactoriamente mediante la aplicación del derecho consuetudinario indígena, evitando así la alienación cultural en las instituciones penitenciarias.

También se propone que la adopción se oriente más hacia el interior (orientación interna) considerando cuidadosamente la necesidad de proteger al niño del riesgo potencial de alienación sociocultural y de abusos en el exterior;

Cultura inferior

En los estudios culturales y la antropología social, el complejo de inferioridad internalizado hace que los habitantes de un país desestimen su propia cultura como inferior a las culturas de otros países.

Está estrechamente relacionado con el concepto de mentalidad colonial y suele estar vinculado a la manifestación de actitudes antiintelectuales hacia pensadores, científicos y artistas originarios de una colonia o antigua colonia. También puede manifestarse en los individuos en forma de alienación cultural.

Lee más  ¿Que han planteado las políticas energéticas globales?

El término “cultural cringe” fue acuñado en Australia después de la Segunda Guerra Mundial por el crítico y comentarista social de Melbourne A. A. Phillips, y definido en un influyente y muy controvertido ensayo de 1950 del mismo nombre[2]. Exploraba los arraigados sentimientos de inferioridad contra los que luchaban los intelectuales locales, y que se manifestaban con mayor claridad en el teatro, la música, el arte y las letras australianas. Las implicaciones de estas reflexiones se aplicaban potencialmente a todas las antiguas naciones coloniales, y el ensayo se reconoce ahora como una piedra angular en el desarrollo de la teoría poscolonial en Australia. En esencia, Phillips señalaba que el público asumía ampliamente que todo lo producido por los dramaturgos, actores, músicos, artistas y escritores locales era necesariamente deficiente cuando se comparaba con las obras de sus homólogos europeos y estadounidenses. En palabras del poeta Chris Wallace-Crabbe (citado por Peter Conrad[3]), se estaba haciendo rimar a Australia con el fracaso. La única manera de que los profesionales de las artes locales se forjaran en la estima del público era seguir las modas de ultramar o, más a menudo, pasar una temporada trabajando en Gran Bretaña[4][5].