¿Qué proponian los socialistas?

Ventajas e inconvenientes del socialismo

La historia del socialismo tiene su origen en la Revolución Francesa de 1789 y los cambios que trajo consigo, aunque tiene precedentes en movimientos e ideas anteriores. El Manifiesto Comunista fue escrito por Karl Marx y Friedrich Engels en 1847-48, justo antes de que las revoluciones de 1848 arrasaran Europa, y expresaba lo que ellos denominaban socialismo científico. En el último tercio del siglo XIX surgieron en Europa partidos dedicados al socialismo democrático, inspirados principalmente en el marxismo. El Partido Laborista Australiano fue el primer partido socialista elegido en el mundo cuando formó gobierno en la colonia de Queensland durante una semana en 1899[1].

En la primera mitad del siglo XX, la Unión Soviética y los partidos comunistas de la Tercera Internacional de todo el mundo llegaron a representar el socialismo principalmente en términos del modelo soviético de desarrollo económico y la creación de economías centralmente planificadas dirigidas por un Estado propietario de todos los medios de producción, aunque otras tendencias condenaron lo que consideraban la falta de democracia. En el Reino Unido, Herbert Morrison dijo que “el socialismo es lo que hace el gobierno laborista”, mientras que Aneurin Bevan argumentó que el socialismo requiere que las “principales corrientes de la actividad económica se pongan bajo dirección pública”, con un plan económico y la democracia de los trabajadores[2]. Algunos argumentaron que el capitalismo había sido abolido[3]. Los gobiernos socialistas establecieron la economía mixta con nacionalizaciones parciales y bienestar social.

Lee más  ¿Qué significa tener buen humor?

Socialismo utópico

El socialismo es una filosofía política, social y económica que engloba una serie de sistemas económicos y sociales caracterizados por la propiedad social[1][2][3][4] de los medios de producción,[5][6][7][8] en contraposición a la propiedad privada[4][9][10] e incluye las teorías y los movimientos políticos asociados a dichos sistemas[11] La propiedad social puede ser pública, colectiva, cooperativa o de capital. [12] Aunque no hay una definición única que englobe los numerosos tipos de socialismo,[13] la propiedad social es el único elemento común[1][9][10][discutido – discutir][se discute la neutralidad] y la regulación de los medios de producción por parte del gobierno o de la sociedad con el objetivo de beneficiar a la comunidad[14][15][16][17][18] Los socialismos varían en función del papel de los mercados y de la planificación en la asignación de recursos, de la estructura de la gestión en las organizaciones y de los enfoques desde abajo o desde arriba, con algunos socialistas favoreciendo un enfoque basado en los partidos, el estado o la tecnocracia. Los socialistas no se ponen de acuerdo sobre si el gobierno, especialmente el existente, es el vehículo correcto para el cambio[19][20].

Socialismo indígena

El socialismo es una filosofía política, social y económica que engloba una serie de sistemas económicos y sociales caracterizados por la propiedad social[1][2][3][4] de los medios de producción,[5][6][7][8] en contraposición a la propiedad privada[4][9][10] e incluye las teorías y los movimientos políticos asociados a dichos sistemas[11] La propiedad social puede ser pública, colectiva, cooperativa o de capital. [12] Aunque no hay una definición única que englobe los numerosos tipos de socialismo,[13] la propiedad social es el único elemento común[1][9][10][discutido – discutir][se discute la neutralidad] y la regulación de los medios de producción por parte del gobierno o de la sociedad con el objetivo de beneficiar a la comunidad[14][15][16][17][18] Los socialismos varían en función del papel de los mercados y de la planificación en la asignación de recursos, de la estructura de la gestión en las organizaciones y de los enfoques desde abajo o desde arriba, con algunos socialistas favoreciendo un enfoque basado en los partidos, el estado o la tecnocracia. Los socialistas no se ponen de acuerdo sobre si el gobierno, especialmente el existente, es el vehículo correcto para el cambio[19][20].

Lee más  ¿Cómo comportarse con la familia política?

Por qué el socialismo no funciona

El socialismo es tanto un sistema económico como una ideología (en el sentido no peyorativo del término). Una economía socialista se caracteriza por la propiedad social de los medios de producción en lugar de la privada. También suele organizar la actividad económica a través de la planificación en lugar de las fuerzas del mercado, y orienta la producción hacia la satisfacción de las necesidades en lugar de la acumulación de beneficios. La ideología socialista afirma la superioridad moral y económica de una economía con estas características, especialmente en comparación con el capitalismo. Más concretamente, los socialistas suelen argumentar que el capitalismo socava la democracia, facilita la explotación, distribuye las oportunidades y los recursos de forma injusta y vicia a la comunidad, frenando la autorrealización y el desarrollo humano. El socialismo, al democratizar, humanizar y racionalizar las relaciones económicas, elimina en gran medida estos problemas.

La ideología socialista tiene, pues, aspectos tanto críticos como constructivos. Desde el punto de vista crítico, ofrece una explicación de lo que está mal en el capitalismo; desde el punto de vista constructivo, ofrece una teoría sobre cómo superar los defectos del capitalismo, es decir, trascendiendo el propio capitalismo, sustituyendo sus características centrales (propiedad privada, mercados, beneficios) por alternativas socialistas (como mínimo la propiedad social, pero normalmente también la planificación y la producción para el uso).